¡Cristo ha resucitado, Él vive!

“¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?” (1 Corintios 15:55)

Desde que nacemos hay una realidad que debemos enfrentar: un día vamos a morir. No sabemos cuándo o cómo, pero todos nacemos con una fecha de expiración que puede llegar en cualquier momento. La muerte es el castigo justo por nuestros pecados y ofensas a Dios, no hay poder humano que pueda parar esa cuenta regresiva ni que nos pueda salvar de ese fin.

Sin embargo, cuando Jesús murió en la cruz, Él que nunca cometió pecado pagó por los nuestros, pagó esa enorme deuda y tomó nuestro castigo para que pudiéramos ser justificados delante de  Dios. Su resurrección confirma que Dios aceptó el sacrificio y nos da, a todos a los que creemos, acceso a tener una relación con Él y la seguridad de que nosotros también seremos resucitados. Ya no hay necesidad de temer más al dolor, la enfermedad, las angustias de esta vida y mucho menos a la muerte, ¡tenemos vida eterna en Cristo!

Por esa razón estuvimos juntos celebrando en nuestra Iglesia desde el Viernes con un servicio especial en la noche hasta el Domingo, temprano en la mañana, con el culto de Resurrección en Stanley Park.

Quizás aún tengas dudas acerca de Cristo y Su resurrección, y si es así te invitamos a escuchar las prédicas del Pastor David en nuestra página de Sermones. Especialmente te recomendamos la serie  acerca de Jesús como el Cordero de Dios, puedes encontrarla en este enlace. ¡Estamos seguros te será de gran bendición!

“Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.” (1 Corintios 15:22-23)

 

 

 

  • Culto de Resurreccion en Stanley Park
  • Culto de Resurreccion en Stanley Park
  • Culto de Resurreccion en Stanley Park

Culto de Resurrección en el Stanley Park.