Amor y Amistad - Noticias
Amor y Amistad - Noticias

Amor y amistad


Hno. David Uresti
FEBRERO 2021

Jesús dijo: “Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado” Juan 15:12
¿Alguna vez te ha pasado que piensas que nadie te habla, que en este tiempo de COVID nadie sabe si estás bien o no, que no tienes amigos, que nadie te valora, pero luego te das cuenta que tú haces lo mismo con otras personas? Te das cuenta que no les hablas, no les mandas ningún mensaje, que no inviertes tiempo en ellas.
¿Alguna vez te has preguntado si eres un buen amigo? Por cierto, ¿cuántos amigos tienes? ¿muchos? ¿pocos? ¿ninguno?
Creo es importante primeramente ser amigo para después tener amigos.

Como mínimo debiéramos tener un amigo, pero si seguimos el ejemplo de Jesús, Él tuvo a los apóstoles, a Lázaro, y si contamos a todos sus seguidores a la fecha, ¡no acabaríamos de contar!

Dios llamó a Abraham su amigo, qué honor ser llamados amigos de Dios, qué honor es poder decir: ¡voy a pasar tiempo con mi amigo Dios! Con lo anterior quiero decir que a Dios le interesan las amistades, ¿por qué no te habrían de interesar a ti?


Te haré otra pregunta, ¿qué es el amor? En 1 Corintios 13 Pablo describe al amor como muchas acciones: sufrir, hacer, buscar, gozar, creer, esperar, soportar y ser. En resumen, el amor es acción a favor de ti mismo o de otros.
Entonces, ¿crees que amar es fácil o difícil? … Amar como Dios nos enseña no es fácil. El pecado que mora en nosotros (Romanos 7:20), los afanes de este mundo, Satanás, situaciones e incluso personas no lo hacen nada fácil.A veces podemos pensar que nos amamos a nosotros mismos, pero ¿realmente nos amamos? Me refiero al amor que Dios nos enseña. ¿cuidas tu cuerpo que es templo del Espíritu Santo? ¿lo alimentas con cosas sanas, te ejercitas, te cuidas del COVID, lo tienes limpio, te cuidas de vivir una vida llena de estrés? ¿cuidas de tu vida espiritual? ¿te alimentas de la Palabra cada día, bebes de la fuente de agua de vida eterna diariamente?
Creo que amar a otras personas es más difícil que amarse a uno mismo, amar a otros es actuar como el buen samaritano, que hizo a un lado los planes que tenía ese día, y se ocupó de otra persona en lo que podía hacerlo respetando limites en su expresión de amor. Sí, Dios quiere que expresemos amor a otros, quiere que seamos luz y sal, quiere que seamos sus embajadores, quiere que vayamos a proclamar las buenas nuevas de salvación, quiere que hagamos discípulos, quiere que cuidemos al hambriento, que visitemos a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, quiere que restauremos al hermano que ha cometido pecado, quiere que usemos nuestros dones para fortalecer la iglesia. Jesús nos dice: ama a tu prójimo como a ti mismo. Tal vez pienses, pero, yo entonces ni me amo a mí mismo, ¿cómo puedo amar a otros? Jesús ya lo dijo, pero lo diré de otra manera, amarás a tu prójimo de la misma forma que demuestras tu amor hacia ti mismo, sea que pienses que te amas mucho o que te amas poco, ama así a la otra persona. Lo interesante de esto es que el amor se va perfeccionando, pero de eso hablaré a continuación.
Amar a Dios es lo más difícil, es más fácil amarse a uno mismo y es más fácil amar a otros. La Biblia dice que nosotros amamos a Dios porque Él nos amó primero. Si no fuera por Dios mismo, nosotros no le amaríamos, más El Espíritu Santo nos mueve a verlo, a ver lo que ha hecho por nosotros y nos da vida, nos da de su amor para amar, para amarlo primeramente a Él, para darle la gloria a Él; después para amarnos a nosotros mismos de una manera que le glorifique y así también para amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, nuevamente para con ello glorificar a Dios. Quiero recalcar un punto muy importante, el amor si no glorifica a Dios de nada sirve, el amor que no glorifica a Dios es un amor centrado en el hombre y esa no es la clase de amor que Dios enseña.
En este año 2021, deseo que Dios sea el centro de tu vida, que todo lo que hagamos tenga la intención de glorificarle. Amemos como Dios nos enseña en su Palabra, tengamos amigos, seamos amigos, animémonos unos a otros y glorifiquemos a nuestro Dios en unidad. Que este tiempo de pandemia no sea impedimento para que nuestro amor se perfeccione, pidamos a Dios que nos enseñe maneras de expresar nuestro amor en donde estemos.

Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
1 Juan 4:16