Nuestra historia de amor con Jesus - Noticia
Nuestra historia de amor con Jesus - Noticia

¡Nuestra historia de amor con Jesús!

Pastor Emerson y Meybel

Pastor Emerson y Hna. Meybel de Cardona
FEBRERO 2021

Nuestra historia comienza un 15 de febrero hace ya un poco más de 19 años, en aquel entonces éramos novios, y fuimos invitados a una actividad en una Iglesia cristiana, lo que experimentamos era algo emocionante, pero lo más impactante fue una voz que nos dijo “Te había estado esperando”.
Al principio fue algo extraño, y un poco complicado, ya que éramos muy jóvenes, y cometimos algunos errores, pero nuestro Señor siempre creyó en nosotros, nos tomó en sus brazos de amor a pesar de nuestros defectos; puedo pensar que Él vio, nuestros corazones llenos de ansiedad por servirle, y fue su misericordia la que nos dio la oportunidad de aprender.

En el camino a una verdadera relación con Jesús, nuestra escuela fue un poco difícil, tuvimos momentos de angustia, pasamos por enfermedades terminales, nos extorsionaron, nos asaltaron, falta de empleo, escasez, deudas y muchas otras cosas, pero su poder fue manifiesto en cada una de estas circunstancias, porque de la misma forma que pasábamos por todo esto, Jesús siempre dijo “Acá estoy”, y una cita muy importante que tuvimos en este proceso fue 2 de Corintios 12:9 “Y me ha dicho: Bástate mi gracia” porque llegó la sanidad, la protección, el trabajo y la provisión, nunca imaginamos que esto era solo el comienzo de cosas grandes que él tenía para nosotros.

Cuando finalmente entendimos aquella parte de la palabra en el Libro de Job 42:5 “De oídas te había oído, mas ahora mis ojos te ven”, después de nuestro desierto, nuestra vida estaba llena de agradecimiento por todas sus maravillas, pero nuestra mente finita todavía no visualizaba el gran amor de nuestro Salvador.

Ya más experimentados en la vida cristiana, tomamos decisiones para entregar nuestra vida completa al servicio Dios y nuevamente pasamos por dificultades, creímos habernos equivocado, nos encontramos en un país extraño, viviendo situaciones nuevas, sin saber cómo actuar, pero que, al mismo tiempo, nos enseñaron que, si dejamos el control de nuestra vida a Dios, él supera todas las expectativas que se puedan tener, nos mostró que cada una de las promesas que la Biblia tiene para nosotros se cumple.

Una de las mayores peticiones que teníamos era formar una familia para su servicio, que nos diera la herencia de los hijos, ya que no habíamos logrado concebir un bebé, y sin esperarlo, él extendió su mano y hoy somos una familia a sus pies.

Superando cada expectativa, Dios se ha manifestado en una forma inimaginable en nuestra vida, hoy pertenecemos a esta maravillosa Iglesia en Vancouver Canadá, llena de proyectos para su gloria y honra, donde se predica la sana doctrina, conformada de personas maravillosas, de corazones apasionados con la obra de nuestro Salvador, en donde le servimos con todo nuestro amor, pero el punto más alto de nuestro sueño descansa en el más grande acto de amor que hemos conocido, que es el sacrificio de Jesús, por el perdón de pecados y la promesa que un día veremos cara a cara a nuestro Señor y Salvador Jesucristo.